MIRANDO DESDE EL PRESENTE

Su madre decidió que no cursara bachillerato aconsejada por un sacerdote, quien le dijo que una señorita no tenía que estudiar. A pesar de todo, Josefina Carabias (1908-1980) lo estudió a distancia y se convirtió en la primera mujer que se dedicó profesionalmente al periodismo político en España. Hoy, ‘Pepita’, como la llamaban sus amigos y familiares, no podría imaginarse que hay miles de mujeres que se dedican a esta profesión y que, además, una de ellas ha recogido un galardón que lleva su nombre.

La periodista Lucía Méndez Prada ha recibido, en el Salón de Pasos Perdidos, el primer Premio ‘Josefina Carabias’, creado por el Congreso de los Diputados en homenaje a Carabias. Esta distinción tiene el objetivo de reconocer a los profesionales de la información o los medios que hayan destacado por llevar a cabo una brillante narración del trabajo parlamentario o de la defensa de los derechos y libertades desde la Cámara Baja.

“La de Lucía es una pluma viva y atenta”. Así se refería Ana Pastor, la presidenta del Congreso, a Lucía Méndez, de quien ha destacado que realiza un periodismo “riguroso, sereno, verdadero y sincero. Libre de aspavientos pero con la contundencia de la verdad”.

En este sentido, la presidenta ha asegurado que “un hilo invisible une a Josefina Carabias y a Lucía Méndez” con tantas jóvenes que aspiran a trabajar en un ámbito vocacional y exigente. “Su esfuerzo y vitalidad ya nutre el periodismo de nuestro país y confío en que esa presencia e influencia se extienda y se haga visible en todos los niveles de la profesión”. Pastor ha subrayado que la figura de la periodista como cronista parlamentaria ha despertado el “respeto y el consenso” de todo el arco parlamentario, tanto entre los grupos políticos como entre sus compañeros de profesión.

Más mujeres directivas

Por su parte, Lucía Méndez ha puesto en valor los años como periodista parlamentaria en el Congreso de los Diputados, donde encontró “su segunda casa”. “El Congreso me ha enseñado mucho, me ha enseñado institucionalidad y respeto hacia los políticos”, ha señalado.

Para la periodista, la Cámara Baja es la institución “más abierta, la más transparente y el mejor lugar en el que puede trabajar un periodista” ya que “existe libertad para deambular por donde quieras: aquí no hay puertas ni vallas que impidan el acercamiento a las fuentes”. “Aquí se comparten emociones, se comparte vida, se comparte trabajo. Los que se van de aquí siempre tienen mucha pena y tristeza porque el Congreso es un lugar altamente adictivo para políticos y periodistas”, ha destacado.

Y aunque entre la imagen de ‘Paquita’ ejerciendo el periodismo, con un viejo teléfono de rueda, y la de Lucía Méndez, hayan pasado casi 50 años, la pasión es la misma. Según la analista política, Josefina Carabias “se sorprendería hoy de las muchas que somos las periodistas en esta casa, entendería que somos muchas en la base y pocas en la altura y que esperamos que esto en el futuro pueda cambiar”.

En la actualidad, hay 18 directoras de periódicos de un total de 221 diarios de información general. Los datos hablan por sí solos. Por ello, la periodista ha querido mandar un mensaje a sus compañeras de profesión: “Nunca os dejéis arrinconar, ya no es tiempo de que nos arrinconen”, ha concluido.

 

¿Te gustó este artículo? Compártelo

×

Escribe Tu Búsqueda Y Presiona Enter

@constitucion40

X